Cumbre en el paraíso (Revista Escala)

 

            La crisis económica internacional surgida en 2008 ha sido la más profunda y prolongada desde la Gran Depresión. El mundo necesita acciones gubernamentales coordinadas y realmente eficaces para dejarla atrás definitivamente. La esperanza del presidente mexicano Felipe Calderón es que la habilidad de la diplomacia mexicana en la organización de cumbres internacionales, sumada al optimismo que puede generar uno de los destinos turísticos más bellos del mundo, permitirán que se concreten estas acciones.

            Durante dos días, el 18 y el 19 de junio de este 2012, México será virtualmente la capital del mundo. Los mandatarios del llamado Grupo de los 20, o G-20, se reunirán en Los Cabos en busca de soluciones a los principales problemas de la humanidad.

            El G20 se ha convertido en el principal foro internacional de discusión y decisión para enfrentar los problemas económicos y sociales del mundo. La Asamblea General de las Naciones Unidas, con sus 193 miembros, cada uno con voto individual, sin importar su tamaño, es un escenario demasiado grande y conflictivo para lograr acuerdos. Organizaciones como el Grupo de los 7, que incluía a las siete mayores economías de libre empresa del mundo, y a las que se añadió Rusia para formar el G8, resultan demasiado cerradas. No hay ya formas de lograr acuerdos eficaces sin China y sin los principales países emergentes.

            El G20 fue establecido formalmente en 1999 en una reunión de los ministros de finanzas del G7. En un principio los encuentros eran estrictamente económicos y reunían solamente a los ministros de finanzas. Más tarde vinieron las reuniones de sherpas o representantes personales de los jefes de gobierno. La primera cumbre de presidentes y primeros ministros del G-20 tuvo lugar en noviembre de 2008 en Washington, D.C., EUA, para buscar soluciones a la crisis económica internacional que apenas empezaba. A México le tocará presidir apenas la séptima de estas reuniones.

            Las cumbres del G-20 han resultado eficaces para generar políticas nacionales coordinadas ante la crisis. Los 19 países miembros y la Unión Europea que forman el grupo representan más del 80 por ciento de la economía del mundo y del comercio internacional. También albergan a dos terceras partes de la población del planeta.

            La presidencia del G20 se rota de manera periódica. México la ostenta en este 2012 y por ello realiza la cumbre. El país sede tiene un papel central para establecer la agenda de discusión.

            México tiene una amplia experiencia en la organización de cumbres internacionales. En 2010 Cancún fue sede de la Conferencia de las Partes, la COP 16, de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. En 2002 Monterrey albergó la Conferencia de las Naciones Unidas para la Financiación del Desarrollo. A los diplomáticos mexicanos se les reconoce experiencia y habilidad para que las cumbres no se queden en simples foros de palabrería.

            La reunión del G20 en Los Cabos llega en un momento de enormes presiones para el mundo. Los persistentes problemas económicos de Europa se conjuntan con un cambio en los equilibrios geopolíticos por el ascenso económico y político de China. La debilidad en la recuperación económica internacional hace imprescindible lograr acuerdos concretos que se apliquen realmente.

            El propio presidente Calderón ha señalado: “El G20 es el foro más efectivo y el de mayor liderazgo para atender problemas globales urgentes, más allá de los meramente económicos. Pero aún en los económicos tenemos respuestas a lo que estamos buscando. Sí es posible resolver la crisis coyuntural, la crisis de finanzas públicas que el mundo vive hoy, la crisis financiera, y al mismo tiempo estimular el crecimiento."

            En la cumbre de Los Cabos el presidente Calderón tratará de demostrar que, efectivamente, el G-20 puede enfrentar la crisis económica, pero también empezar la construcción de un mejor futuro. Quizá ayude el que esta reunión se lleve a cabo en un punto en que el desierto y el mar se unen para forjar un deslumbrante paraíso terrenal.

 

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates